DEJENME SALIR! ... YA NO SOPORTO A MI ESPOS@! ...


Déjenme salir! … Ya no soporto a mi espos@! Se escucha en varios videos que circulan por las diferentes redes sociales, obviamente de manera jocosa expresan una parte de la realidad que están viviendo ciertas parejas en estos momentos de cuarentena.

Si bien es cierto, antes de que existiera esta situación, en algún momento la hemos expresado o por lo menos pensado, también es muy cierto que no es motivo para finalizar una relación.

Estamos en una situación de encierro obligado, ya hemos cumplido el mes y todavía no hay indicios de que esto termine pronto. Pero a pesar de todas las situaciones adversas que estamos viviendo en lo social, económico, laboral y de la salud, los que vivimos en pareja debemos encontrar el equilibrio para que nuestra relación también sobreviva a la pandemia.

En mi caso junto con mi esposa vivimos en un pequeño departamento, llevamos 13 años de casados, no tenemos hijos, ambos somos del grupo de profesionales que por ciertas situaciones de la vida hemos tomado la decisión de no ejercer la profesión, mi esposa administra un pequeño negocio familiar en donde yo le ayudo en el área de ventas. Antes de que apareciera este virus estábamos enfocados en hacer crecer el negocio e incrementar las ventas, nos dedicamos a la “venta de Accesorios Automotrices”, lamentablemente nos vimos obligados a cerrar para cumplir la cuarentena, ya que no estamos en el área de la salud, ni de la alimentación y menos en la de las telecomunicaciones.

Así como nosotros existen parejas que posiblemente están pasando por la misma situación, encerrados en sus casas, sin generar ingresos porque no están trabajando, tratando de administrar bien cada centavo de lo poco que se ha podido ahorrar y abrumados por no saber cuando todo terminará. El asunto es evitar que todo ese estrés, ese malestar se convierta en el detonante o el pretexto para iniciar una discusión y que esa discusión se repita todos los días.

Lo que a nosotros nos funcionó desde el principio es el hacer conciencia de que sobre todas las cosas lo primero es “la salud y el hecho de estar vivos”, esta iniciativa vino por el lado de mi esposa. La preocupación principal para ambos siempre tuvo que ver con el aspecto económico, pero la frase: “con salud y vida lo material se puede recuperar” nos ha ayudado a mantenernos positivos y por eso nos la repetimos todos los días.

Lo siguiente que hicimos es crear una rutina, un horario de actividades para la semana en el que las horas de inicio del día no cambien y sean las mismas que cuando estábamos trabajando. Hay que tener claro que no estamos de vacaciones y por eso no nos vamos a levantar más tarde.


En nuestro caso de lunes a viernes nos levantamos temprano para hacer ejercicios y esto lo hacemos enfocados en mejorar nuestra SALUD, si en el proceso bajamos de peso o definimos músculo como ha sucedido con nosotros, mucho mejor! (hoy en día es fácil encontrar en internet rutinas de ejercicios para hacer en casa, inclusive para principiantes, podrás encontrar rutinas efectivas de ejercicios con duración desde 5 minutos hasta 45 minutos diarios y todas funcionan), luego el día está organizado en horarios para desayuno, almuerzo y cena (tratamos que las comidas sean saludables, económicas, variadas y bajas en carbohidratos, tratando siempre que el almuerzo esté acompañado de ensaladas ya sean frías o calientes, para esto también en internet hay mucha información), también entre comidas tenemos organizado horarios de actividades como: lectura, estudio, limpieza, recreación (como ver películas, series, juegos, etc ...) al comienzo habrá mucho que hacer ya que por el trabajo y la falta de tiempo que teníamos antes, quedaron muchas tareas y arreglos pendientes en la casa para realizar. Finalmente el fin de semana, sábados y domingos, no hacemos ejercicios y el resto del día lo organizamos como los días anteriores pero con la diferencia de que hay más horas de recreación y de descanso.

El secreto para que esto funcione es la flexibilidad y la constancia, esto quiere decir que no seas rígido con los horarios, hay días que te vas a levantar tarde, tal vez no alcances a hacer los ejercicios, tal vez no tengas tiempo para cumplir ciertas tareas, no te castigues y sigue adelante, la constancia forma la disciplina, también a nosotros nos pasó y fueron muchos los días que no pudimos cumplir con los horarios pero no nos dimos por vencidos y continuamos.


El resultado, estamos llevando bien la cuarentena, nos sentimos más saludables, estamos más activos, nuestra relación de pareja va mucho mejor, las cosas negativas no nos afectan mucho, ya no estamos mucho en las redes sociales sólo lo necesario para mantenernos en contacto con la familia y amigos, vemos poco las noticias sólo lo necesario para estar informados, aprovechamos el tiempo en hacer algo productivo, aprendiendo cosas nuevas y planificando para lo que va a ser nuestro nuevo futuro.

En conclusión: “la vida no es fácil, siempre van a existir obstáculos y la vida sin problemas no existe”. Siempre habrá algo nuevo por aprender y tendremos que hacerlo, caso contrario no vamos a poder derribar esos obstáculos ni sobrellevar los problemas, y en vez de eso vamos a tener que aplicar el único recurso que nos queda, salir corriendo a la calle o a nuestro balcón gritando: Déjenme salir! … Ya no soporto a mi espos@! ...


Ing. Milton Espinoza Guerrero

Master Practitioner en PNL

Entradas Recientes

Ver todo

©2020 Mugbaká es un proyecto de am publicidad.

logo mug bakan.png

POWERED BY:  am grupo 360. 2020 Copyright ©  2003-2020 Todos los derechos reservados.